El hombre primitivo (Las partículas elementales, Michel Houellebecq)

Michel y Bruno son hijos de la misma madre, pero de distinto padre. Son hijos de una madre que pasaba por allí y de un contexto enloquecido que les descentra para siempre el… Sigue leyendo

La leyenda de la ciudad sin muerte

Gozaban abrazados y felices, como cada quince de septiembre, los habitantes de Ciudad Blanca, dos niñas con divertidos ramilletes de margaritas en el pelo revoloteaban persiguiendo a un gato, los ancianos con tierna… Sigue leyendo

La ventana

No es un objeto, ni un rectángulo vacío, ni un espejo improvisado. No es un caparazón, ni un televisor, ni un chubasco derramado. Un segundo tarde siempre y sin saber lo que ha… Sigue leyendo

El mendigo y la paloma (una parábola urbana).

Su nombre eslavo significa “regalo de Dios”, pero Bogdan escribe “dios” con minúscula en el pequeño cartelito que utiliza para pedir limosna. Seguramente fuese un pequeño desliz ortográfico, pero a mí me gusta… Sigue leyendo

La estrella del Thar (Texto y fotografías de Manuel Martínez)

En la vida existen lo que yo llamo “momentos vitales”. Se trata de situaciones de claridad total y felicidad absoluta donde de repente todo cuadra y encaja a la perfección. La resolución del… Sigue leyendo

El karaoke (oda a la decadencia)

La marcha de la victoria (un hombre recomendable)

¿Es la vida una victoria construida a base de fracasos? No tengo esa respuesta ni las demás, pero pertenece el que les remite esta misiva a esa triste colectividad que siempre llega tarde… Sigue leyendo

La vida nunca espera (Parte IV)

  Lo primero que hizo la tarde en que llegó fue visitar la facultad. Todo estaba enormemente cambiado, pero, sabía que se adaptaría fácilmente por lo que no puso especial atención en nada… Sigue leyendo

La vida nunca espera (Parte III)

  De todo esto hacía ya mucho tiempo y había quedado burdamente enterrado en la memoria de Serafín. No pasaba un día sin que recompusiese todos y cada uno de los hechos que… Sigue leyendo

La vida nunca espera (Parte II)

   Así las cosas, la relación entre los dos jóvenes se mantuvo durante años en un estado de obligada congelación. Luís evitaba dentro de lo posible a Serafín y, si éste se acercaba… Sigue leyendo